Blogia
Hay alguien ahi?

Country roads take me home.

Country roads take me home. El sabado sentí la llamada del otoño. La tarde estaba gris , fria,desapacible, vamos que no invitaba a darse un paseo por el campo.Pero como a mi me llamaba no me quedó más remedio que ir.

Y encaminé mis ruedas hacia la vieja casa de campo familiar donde pasamos los veranos desde siempre.Ya por el camino, el espectáculo que ofrecía la ribera del rio, y después la montaña ,merecía por si solo el viaje.

Los campos todavía verdes, con su alfombra de hojas amarillas y pardas estaban envueltos en la suave neblina que subía del rio. Los chopos más altos conservaban algunas hojas en las ultimas ramas.

Al llegar a mi vieja casa todo era paz y sosiego.El pueblo a su alrededor se encontraba silencioso; alguna chimenea dejaba salir una fina columna de humo.Abrí la verja; el candado estaba algo oxidado,entré en el jardin.

La gran alfombra de hojas era toda para mi;la pisé , la revolví, la levanté con los pies y con las manos.El suelo mullido, la tierra húmeda , el aire limpio y frio; no necesito nada más para pasar una tarde de sábado maravillosa.

Quería contároslo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

5 comentarios

jules -

Gracias Cordelia...estoy seguro que debe ser una casa muy acogedora...aunque de momento tendré que conformarme con tus relatos, tan evocadores que teletransportan. Así que el próximo sábado, si ha comenzado a nevar y lo describes, seguro que volveré a imaginar a la casa de la montaña.

Geyperman -

No, si el detalle se agradece, y muchísimo, pero como que ahora me pilla un poco a desmano... los horarios de avión, tren y bus no parecen que me acaban de cuadrar para uno de estos fines de semana.

Un beso muy grande!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Cordelia -

Estais invitados, de verdad,hay sitio.La casa está fria.Jules y Geyperman os espero.

geyperman -

Como me hubiera gustado haber podido tener hojas secas en el suelo, y oler la humedad y ver el cielo gris.

De vez en cuando, me dan ramalazos de morriña y viene a mí la imagen de la paz que se respira en Asturias o en el Valle de la Reina, o cualquier sitio del norte... los trópicos son un asco.

jules -

Gracias...muchísimas gracias. Hace demasiado tiempo que no voy el campo. Que descripción tan sensorial...;y yo sin encontrar el momento de acercarme al mar. También es fántastico en otoño. De esta semana no pasa. No seré capaz de describirlo así de bien...pero lo fotografiaré. Feliz otoño!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres